Abundancia de billetes

00:00 / 00:00

Abundancia de billetes

[SUENA MÚSICA INTRODUCTORIA]

ALEX: ¡Hola a todos nuestros oyentes! Gracias por acompañarnos en otro episodio de nuestro podcast "¿Sabe lo que lleva en la billetera?" del Programa de Educación sobre la Moneda de los Estados Unidos. En esta ocasión, vamos a analizar la historia del papel moneda en los Estados Unidos. Hoy tenemos a Lourdes con nosotros.

LOURDES: Alex, ¿por dónde comenzamos? El papel moneda se utiliza desde el nacimiento de nuestra nación.

ALEX: Buen punto, Lourdes. Creo que muchas personas no se dan cuenta de que después de la guerra de independencia y hasta la guerra civil no hubo un papel moneda emitido por el gobierno federal y con amplia circulación. Durante este período, distintos grupos emitían el papel moneda.

LOURDES: En esta época de la historia estadounidense, los estados, los bancos privados, las empresas de ferrocarriles, las tiendas, las iglesias e incluso los individuos emitían su propio papel moneda. Entre 1790 y 1865, alrededor de 8000 organizaciones privadas en algún momento emitieron sus propios billetes.

ALEX: ¡Se puede imaginar lo difícil que era para los consumidores saber en qué dinero confiar!

LOURDES: No solo resultaba confuso para los consumidores debido a los distintos tamaños y diseños de los billetes, sino que también generaba complicaciones ya que los billetes no siempre se intercambiaban por su valor nominal. Por ejemplo, era posible que un billete de $1 emitido por un banco en Maryland valiera solo 75 centavos en Nueva York.

ALEX: Exacto. La reducción del valor nominal de un billete podía depender de distintos factores, como la percepción del banco emisor y la distancia entre este banco y el banco pagador. Por todas estas razones, a los consumidores les resultaba complicado saber el valor de los billetes que poseían.

LOURDES: No es de extrañar. Me imagino lo difícil que debía ser llevar un registro de toda esta información. Probablemente resultaba muy complicado realizar transacciones comerciales.

ALEX: Definitivamente. De hecho, comenzaron a circular ciertas publicaciones conocidas como "informes de billetes" para ayudar a las personas a manejarse en este contexto complicado. Estos "informes de billetes" mostraban información sobre la reducción del valor de los distintos billetes y ofrecían una descripción de cómo lucían los billetes falsos.

LOURDES: Hablando de billetes falsos, ¡no mencionamos que la falsificación de dinero era muy común en ese período! Lo crea o no, a fines de la guerra civil, tan solo unas horas antes de que lo asesinaran, el presidente Abraham Lincoln firmó un decreto para crear el Servicio Secreto, que originalmente se fundó como parte del Departamento del Tesoro para combatir la falsificación.

ALEX: Según algunas estimaciones, ¡entre la tercera parte y la mitad de la moneda en circulación en ese momento era falsa! ¡No puedo ni imaginarlo!

LOURDES: La situación se volvió menos complicada cuando la ley nacional de bancos de 1863 creó una moneda nacional en forma de billetes nacionales. Estos billetes nacionales eran emitidos por bancos con autorización nacional y los consumidores los consideraban de bajo riesgo debido a que contaban con el respaldo de los bonos del gobierno de Estados Unidos.

ALEX: Muchos años después, ¡llegaron los billetes de la Reserva Federal que utilizamos actualmente! La historia que comprende el período entre la ley nacional de bancos de 1863 y la actualidad es bastante interesante, pero la dejaremos para otro episodio.

LOURDES: Aquellos que estén interesados en aprender más acerca de la historia de la moneda de los Estados Unidos pueden visitar nuestro sitio web uscurrency.gov. Una vez más, gracias por escuchar ¿Sabe lo que lleva en la billetera?

[SUENA MÚSICA DE CIERRE]