Comunicado de prensa

La BEP imprime el billete número 100 millón de $20 recientemente diseñado en Western Currency Facility

Fort Worth, Texas — Oficiales del gobierno de los EE. UU. y líderes locales vieron hoy el billete número 100 millón de $20 recientemente diseñado salir de la imprenta en Western Currency Facility de la Oficina de Grabado e Impresión. También pudieron tener una vista previa del nuevo Centro de visitantes (que se espera que atraiga una gran cantidad de turismo cuando abra sus puertas a principios de 2004), donde el público general podrá ver la producción de moneda en progreso.

La instalación de Fort Worth desempeña una función central en la producción de El nuevo color del dinero: nuevos diseños de moneda que exhiben características de seguridad mejoradas y, por primera vez en la historia moderna, sutiles colores de fondo que no son el verde y el negro. El billete de $20 es el primero que se rediseña y se programa que comience a circular este otoño. Los nuevos diseños son parte de los esfuerzos continuos del gobierno de estar un paso adelante de la falsificación de la moneda estadounidense.

“La moneda estadounidense es un símbolo mundial de seguridad e integridad. Este nuevo diseño nos ayuda a mantenernos en esa línea, al proteger contra las falsificaciones y facilitar que la gente pueda confirmar 3 la autenticidad del dinero que se ganan con tanto esfuerzo”, afirmó Thomas A. Ferguson, director de la Oficina de Grabado e Impresión del Tesoro. “Este es El nuevo color del dinero: es más seguro porque es más difícil de falsificar y más fácil de verificar, es más inteligente porque se mantiene un paso adelante de los falsificadores expertos en tecnología y es más confiable que nunca”.

Western Currency Facility abrió en 1991 y ahora imprime billetes de $1, $2, $5, $10 y $20, por un total del 54 % de la moneda de la nación. Siendo una de las únicas dos instalaciones que imprimen moneda estadounidense, Western Currency Facility produce 18 millones de billetes por día, con un valor nominal promedio de $169 millones. Comenzó a imprimir los billetes de $20 recientemente diseñados en junio de 2003.

La gerenta de planta de Western Currency Facility, Charlene E. Williams, quien condujo un recorrido tras bambalinas del piso de producción, comentó: “La impresión de los nuevos billetes de $20 es un proceso complejo y exigente. De principio a fin, lleva aproximadamente cuatro semanas completar cada billete y exige la coordinación precisa de más de 700 empleados. Estoy orgullosa de liderar un equipo que se compromete a producir billetes de alta calidad de la manera más segura, eficiente y rentable”.

Helen E. Holcomb, primera vicepresidenta y directora de operaciones del Banco de la Reserva Federal de Dallas, dijo: “La solidez de la moneda de una nación es esencial para la solidez de su economía. Estoy comprometida a trabajar con el director Ferguson y Charlene Williams para introducir con éxito el nuevo billete de $20 en circulación en el otoño, para mantenernos un paso adelante de los falsificadores y conservar la integridad de nuestra moneda”.

Los invitados también tuvieron una vista previa del recorrido por la instalación y el Centro de visitantes, cuya apertura se programa para principios de 2004. El centro permitirá al público ver la producción de moneda y constará con un museo interactivo sobre la historia y producción del papel moneda. La Oficina de Grabado e Impresión en Washington D. C. recibe alrededor de 500 000 visitantes cada año, lo cual la transforma en una de las atracciones turísticas más populares en la capital de la nación.

El nuevo color del dinero

La diferencia más notable en los nuevos billetes de $20 son los sutiles colores verde, anaranjado y azul que se exhiben en el fondo. La introducción de los nuevos diseños de los billetes de $50 y $100 está programada para 2004 y 2005, respectivamente. Las denominaciones tendrán colores diferentes, lo cual ayudará a todos, especialmente a aquellos con problemas de visión, a distinguirlas. Se está considerando la renovación del diseño de los billetes de $5 y $10, pero los billetes de $1 y $2 no se renovarán. Los billetes antiguos seguirán teniendo valor legal incluso después de que se emita el nuevo dinero.

Si bien los consumidores no deberían usar el color para verificar la autenticidad de la moneda (sino basarse en las características de seguridad fáciles de usar que se indican a continuación), este agrega complejidad al billete, lo que dificulta aún más la falsificación.

Los nuevos billetes de $20 mantienen el mismo tamaño y usan los mismos retratos e imágenes históricas, aunque mejorados, de Andrew Jackson en el anverso del billete y la Casa Blanca en el reverso. El diseño renovado también presenta símbolos de libertad: un águila azul en el fondo y un águila con un escudo en verde metálico a la derecha del retrato.

Características de seguridad

El nuevo diseño de $20 conserva tres características de seguridad importantes que se introdujeron por primera vez a fines de los años 1990, y que los consumidores y comerciantes pueden verificar fácilmente:

  • La marca de agua: una tenue imagen, similar a la del retrato grande, que es parte del papel en sí y es visible de ambos lados cuando se lo sostiene a la luz. 4
  • El hilo de seguridad: también visible desde ambos lados cuando se lo sostiene a la luz, esta banda vertical de plástico está intercalada en el papel. Se ve “USA TWENTY” y una pequeña bandera a lo largo del hilo.
  • La tinta que cambia de color: el numeral “20” en la esquina inferior derecha del frente del billete cambia de color cobre a verde cuando se lo inclina. El cambio de color es más drástico y fácil de ver en los billetes con el nuevo diseño.

Dado que estas características son difíciles de reproducir para los falsificadores, rara vez lo intentan. Los falsificadores esperan que aquellos que manejan dinero y el público no verifiquen los billetes con detenimiento.

Falsificación: cada vez más digital

Los falsificadores de moneda se vuelcan cada vez más a los métodos digitales, a medida que los avances en la tecnología hacen que la falsificación digital de moneda sea más fácil y barata. En 1995, por ejemplo, menos de un 1 % de los billetes falsificados detectados en los EE. UU. era producido digitalmente. Para 2002, ese número había aumentado a casi 40 %, de acuerdo con el Servicio Secreto de los EE. UU.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de los falsificadores, la falsificación de la moneda de los EE. UU. se ha mantenido baja, con estimaciones actuales del nivel de billetes falsificados en circulación mundialmente entre 0,01 y 0,02 %, alrededor de uno a dos billetes cada 10 000 billetes genuinos.

Educación pública

Dado que las características de seguridad mejoradas son más efectivas si el público las conoce, el gobierno de los EE. UU. está implementando un amplio programa de educación pública. Este programa asegurará que las personas de todo el mundo sepan que la nueva moneda va a llegar y los ayudará a reconocer y usar las características de seguridad. El alcance incluirá a aquellos que manejan efectivo, comerciantes, asociaciones comerciales e industriales, así como a los medios. Dado que alrededor de dos tercios de toda la moneda estadounidense circula fuera de los EE. UU., el programa de educación pública se extenderá a todo el mundo.

Para más información sobre la nueva moneda y descargar una imagen del nuevo billete de $20, visite https://www.moneyfactory.gov.

Media Contacts

News